Errar es de humanos, reza el dicho, y siendo la sexualidad una materia tan amplia como la vida misma, no se hace extraño que muchas personas cometan errores frecuentes durante sus primeras experiencias en un club liberal.

Si bien no hay un manual específico sobre cómo abordar un encuentro liberal, si hay algunos errores que podrán ayudar a que vuestras primeras veces en un club liberal sean mucho más placenteras y que no conlleven problemas que pueden ser evitados. Por eso hoy en vuestro Club Liberal en Alicante favorito os traemos algunos errores comunes en un club liberal.

 

Error común en un Club liberal 1: no establecer las reglas entre la pareja

 

Cada cabeza es un mundo y lo que para uno de los dos miembros de la pareja puede parecer obvio, para la otra persona puede no ser algo tan claro. Por eso es importante que se conversar antes de salir de casa sobre qué están dispuestos a probar, cuáles serán los límites, entre otras cosas.

Puede ser recomendable para las parejas principiantes, realizar un contrato previamente, que pueda ser revisado antes de cada encuentro. De esa forma todo estará más que claro, porque en este tipo de encuentros, es necesaria una buena comunicación. Lo que nos lleva al segundo error común.

 

Error común en un Club liberal 2: comunicarnos correctamente

 

Aunque decir que no a algo puede parecer sumamente sencillo, no siempre lo es. Si en nuestro día a día se nos hace difícil a veces negarnos de rotundo a algo, durante un encuentro sexual puede llegar a ser más complicado, porque podemos creer que se considerará de mala educación. También se puede llegar a creer que las personas sabrán nuestra negativa sin nosotros comunicarlo, pero lamentablemente no es así.

Por lo tanto, es importante ser responsables con nosotros mismos, aprendiendo a decir que no cuando no nos encontremos cómodos con algo.

Errores comunes en un Club liberal 3: no hacerlo por voluntad propia

 

El consentimiento es lo más importante durante un encuentro sexual, pero esto no siempre es la regla general. Muchos pueden llegar a asistir a un club liberal, no por iniciativa propia, sino por sus parejas, en busca de complacerles. Pero es importante dejar en claro que este tipo de actitudes no tendrán un desenlace feliz, puesto que si uno de los dos no se encuentra cómodo o cómoda con la situación, poco podrá disfrutar de la experiencia.

Así que cuando se asiste a un Club liberal, necesariamente debe ser por iniciativa de ambos, no de uno.

 

Error común en un Club liberal 4: desatender las necesidades de nuestra pareja

 

Ciertamente visitar un club liberal es una experiencia sin precedentes. Muchos pueden sorprenderse por la cantidad de posibilidad que se abren frente a sus ojos, puesto que los clubes liberales son lugares donde impera la libertad, la misma que bajo otras circunstancias nos ería posible. Por eso no es poco común que uno de los dos miembros de la pareja se enfoque más en el placer propio que en el de la pareja, ocasionando un sentimiento de desatención, y que incluso la pareja llegue a sentirse ignorada.

Por lo tanto es importante recordar que, a menos que se haya ido en solitario, a un club liberal se asiste en pareja y que impera la pareja sobre el resto de las cosas. Por lo tanto, cuidar del placer y comodidad de nuestra pareja nos garantizará una noche exitosa.

Esperamos que estos consejos os sean de ayuda. Pensadlo bien antes de intentarlo y que, si se hace, sea por iniciativa propia de los dos.